jueves, 14 de abril de 2011

*No seras libre hasta que hayas acabado con ese miedo a la muerte.




En el estado último no hay yo, no se recuerda nigún conocimiento. Este hambre que te mantiene el ánimo debe emplearse para comer tu miedo a la muerte. Tienes que devorarlo continuamente hasta que se sacie ese hambre. Este miedo está producido por el ansia de ser, el deseo de prolongar esta preciosa ventaja de existir. ¿Quien llama a esto ventaja?. La consciencia corporal.
No seras libre hasta que hayas saciado tu hambre y hayas acabado con ese miedo a la muerte. La esencia de ese miedo es el prolongar el "yo soy". En este momento, hasta el "yo soy" mantiene tu miedo. Tienes que deshacerte de él.
Nisargadatta.

1 comentario:

Gunther dijo...

Gracias Tany por divulgar estos textos.